• El más picoso de la familia Don Chacho, pero para algunos el más sabroso. El chicharrón de chile habanero es una explosión de sabores entre dulce y ácido característico del propio chile, agregando una sensación inexplicable a una excelente cochinita pibil, un aguachile de cualquier tipo de marisco, una delicios lasaña, unos huevos a la cazuela o un saludable sashimi de salmón. Recomendamos ponerlos en sus chilaquiles como un gran remedio para cruda!
  • El chicharrón de chile jalapeño es el menos picoso de la familia Don Chacho. Se puede usar en una infinidad de platillos y combinaciones, haciendo de este un complemento noble y agradable para cualquier tipo de comida. Les recomendamos agregarlos a sus tacos, pasta, sopa de tortilla, huevos, sushi, cocteles de mariscos, etc. para agregar ese toque crujiente y lleno de sabor que siempre es bienvenido. También se puede usar el aceite para aderezos, marinados, toque final en sus pastas, etc. Un último tip, se puede usar el chicharrón para escarchar sus cócteles o dentro de un buen clamato pa la cruda!
  • Un toque picante arriba del jalapeño, pero no tanto como el habanero. El sándwich de la familia Don Chacho y el favorito de muchos. Con ese toque acidito, pero lleno de picor y sabor, el chicharrón de chile serrano combina muy bien con unas deliciosas y simples quesadillas, tostadas de atún, pastas a la crema, un buen taco gobernador o un buen corte de carne para ese asadito con familiares y amigos. Te invitamos a vivir la experiencia Don Chacho y dejar que tu creatividad vuele!